martes, 4 de noviembre de 2014

Obstáculos al tatuar: de lunares, pecas, estrías, celulitis, quemaduras y cicatrices varias...

Vamos a ir por partes, asi uds pueden separar según el tema que están buscando:

Estrías: hombres y mujeres preguntan por tatuar sobre las estrias. Ya saben, estrias son los tejidos rotos que parecen como rayitas, aparecen cuando hay una pérdida drástica de peso, y en algunos casos por cuestiones médicas que tienen que ver con un síndrome en particular y se relacionan con los corticoides. Las estrías se pueden tapar siempre y cuando no sean nuevas. Las nuevas nos podemos dar cuenta por su color: se ven entre moradas y rosadas. Las estrías "curadas" ya tienen un color blanquecino.
De tatuarse en una estría nueva, tenemos riego sanguíneo* todavia, o sea que sangrará bastante más que una estría "curada". 

Celulitis: las mujeres siempre estamos locas por disimular la celulitis jaja La buena noticia es que si se puede tatuar encima!

Aspecto estético al tatuar encima de estrías o celulitis: hay gente que opina que quedan mejor disimuladas esas zonas, y otras que al contrario, porque llaman la atención. Mi opinión personal según lo que he tatuado y mis propios gustos, es que si está el área bien cubierta, no con colores o sombras claras, sino más bien sólido, y es todo parejo, disimula bastante. Es como las chicas que se ponen calzas apretadas: si hay celulitis, se nota mucho y queda feo. Pero si las calzas son estampadas con diseños vivos, disimula. Espero que se entienda la analogía xD

Lunares: los lunares son manchitas pigmentadas, cargadas de melanina. Todo el mundo suele tener lunares, aunque es más frecuente en la gente de piel clara. Los lunares se evitan al tatuar, se saltean por lo menos a 1 mm de espacio, por la simple razón de aunque sean considerados benignos (pues son tumores benignos), pueden cambiar. Los lunares son distintos de las pecas.

Pecas: las pecas aparecen en gente con piel clara por la exposición solar. Son como manchitas pero sin relieve. Aunque no pasa nada al tatuar sobre una peca, hay que saberlas diferenciar de los lunares, y también es posible que se noten por debajo del tatuaje.

Quemaduras, queloides, cicatrices de granitos, varicela, cicatrices quirúrgicas, etc: queloide es un crecimiento excesivo de tejido cicatrizado, como en relieve. Es posible de tatuar pero suele sangrar bastante.  También puede suceder que en piel sana, tanto al tatuar como al perforar, se cicatrice en forma queloide, lo que evidentemente deformará un tanto el tatuaje.En forma general, se considera posible tatuar cicatrices cuando tienen al menos uno o dos años de cicatrización, siempre evaluando su estado en particular. Se han tatuado cicatrices de cesáreas, quirúrgicas en general, muñones...pero como dije, cada persona es un mundo y se evalúa cada caso aparte.


Como nota aparte, cada persona tiene que considerar que su cuerpo puede cambiar con los años, especialmente las mujeres con los embarazos. Lugares para tatuar como pechos, estómago, brazos y piernas pueden variar bastante sus formas y cambiar como se verá el tatuaje. También ambos sexos suelen engordar o estabilizar peso después de los 30 años.




No hay comentarios:

Publicar un comentario